Internet para Todos: el Estado quiere competir con la Iniciativa Privada

Dar servicio de internet a comunidades apartadas donde empresas privadas como Telcel, la española Telefónica o la estadounidense AT&T no han logrado llegar, será una labor titánica para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en su división Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE-TEIT), advirtieron especialistas en la materia.

En una nota publicada por el diario El País, Michel Hernández Tafoya, director general de Observatel, una asociación que promueve el acceso a las telecomunicaciones en México, indicó que llevar internet a las comunidades más alejadas no es sencillo y no ha resultado rentable para las operadoras.

“No es barato por las implicaciones que tiene llegar a las zonas más remotas, que generalmente son muy poco pobladas; muchas de ellas ni siquiera cuentan con caminos apropiados para que pueda pasar toda la infraestructura y se facilite la instalación”, explicó el experto.

Por otra parte, CFE-TEIT tampoco tiene el panorama fácil, pues sus atribuciones jurídicas no le permiten distribuir a todos los mexicanos, tal y como declaró a El País Gerardo Flores Ramírez, economista especialista del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), quien precisó que una empresa con participación estatal tiene restricciones para dar servicio a los usuarios finales, como actualmente lo hace, a través de la figura de Operador Móvil Virtual.

Tal vez quieras leer: Conexión a internet en México, una promesa de gobierno que ha generado más gastos que avances

“(CFE-TEIT) solo puede prestar servicios a usuarios finales en aquellas localidades donde no haya presencia de otros operadores, por lo que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) limitó sus atribuciones previstas en la legislación de 2013″, abundó el especialista.

Y es que la concesión entregada a la CFE en agosto de 2019 le impide comercializar en las áreas donde otras empresas den el servicio, aunque actualmente CFE-TEIT ya tiene 46 puntos de venta donde ofrece servicios de internet y telefonía desde los $30 pesos por un plan de conectividad al mes y de hasta $300 pesos.

Plan ambicioso

De acuerdo con la misma nota de El País, si bien México ya cuenta con una penetración importante en cuanto al número de dispositivos que se conectan a internet, la cobertura geográfica sigue siendo menor al 80% del territorio nacional.

Según datos del IFT, hasta el cierre de 2021 existían cerca de 109 millones de aparatos móviles conectados a internet, pero alrededor de 30% de la población sigue sin tener acceso a red Wi-Fi. Además, en los puntos en los que actualmente la CFE puede brindar planes de internet móvil, sigue habiendo zonas en desconexión, sobre todo en aquellas cuya geografía dificulta el acceso, incluso de la energía eléctrica.

También te puede interesar: Rescate del gobierno a Altán Redes, igual de opaco pero más inútil que el Fobaproa

Hace unos días, CFE-TEIT anunció que instalará 2,800 antenas de comunicaciones con las que planea conectar a 6,400,000 personas en 18,364 poblaciones de México. Según el plan expuesto por el director de la CFE, Manuel Bartlett, 873 antenas serán instaladas en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, y su señal llegará a 1,200,000 personas, mientras que en Veracruz, Tlaxcala y Puebla la empresa estatal instalará otras 407 antenas para llevar internet a 3,373 localidades.

Incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que este plan “cambiará la vida de México al lograr conectar a precios muy bajos”.

Desorden

Para los especialistas, la entrada de una empresa de carácter estatal para brindar el servicio de internet lejos de generar un suelo parejo, puede provocar desorden.

“El papel del Estado como proveedor de servicios de telecomunicaciones genera riesgos importantes para un sector que, sobre todo en el caso de México, se estaba tratando de consolidar como un sector en constante competencia”, dijo al diario español Gerardo Flores, economista del IDET.

Y es que las 2,800 antenas que se instalarán en los próximos meses formarán parte de una red de conectividad que en muchas ocasiones ya es cubierta por las operadoras tradicionales. Por ejemplo, una de las empresas que prestan servicio a Telcel, Telesites, cuenta con 19,995 sitios con torres que prestan servicios de 3G y hasta 5G en las grandes ciudades.

Te recomendamos: El gobierno insiste, otra vez, en jugar al empresario; en esta ocasión es con el litio

CFE como empresa de electricidad ya tiene mucha infraestructura instalada; lo importante no es que solo instalen antenas, sino que estén capacitadas para conectarse simultáneamente y con otras localidades”, explicó por su parte Michel Hernández, director de Observatel.

De esta manera, consideraron los expertos, el costo que supone la instalación de estos nuevos puntos de conexión debe ser regulado y vigilado por el IFT y por organismos públicos.“CFE deberá de ser transparente y decir qué contrato se está empezando a asignar, para qué zonas del país, qué presupuesto está asignando a sus contratos, de otro modo no sabremos cuál será el costo de esta aventura”, concluyó Gerardo Flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.